dispareunia tratamiento

Pamplona - Mar 2024

DOLOR EN LAS RELACIONES SEXUALES EN LA MUJER

¿Has tenido alguna vez dolor en las relaciones sexuales? ¿Sabes cómo te puede ayudar la fisioterapia de suelo pélvico?

¿QUÉ ES EL DOLOR EN LAS RELACIONES SEXUALES O DISPAREUNIA?

El término médico para el dolor al tener relaciones sexuales es dispareunia, que se define como el dolor genital persistente o recurrente que ocurre justo antes, durante o después de tener relaciones sexuales.

La dispareunia es uno de los problemas sexuales femeninos más frecuentes. Se estima que 3 de cada 4 mujeres padece estas molestias a lo largo de su vida sexual. A pesar de ser tan frecuente, sentir dolor o molestias en las relaciones sexuales no es normal y no tenemos por qué sufrirlo.

Los síntomas se suelen manifestar como sensación de dolor, ardor, quemazón y/o tirantez muscular impidiendo el placer sexual y la imposibilidad de conseguir el orgasmo.

Existen 2 tipos de dispareunia:

  • Superficial: El dolor se da al inicio de la penetración y se localiza a nivel del introito y el tercio externo de la vagina. Este tipo de dispareunia es más frecuente tras el parto debido a lesiones en el suelo pélvico (desgarros y/o episiotomía), en la menopausia por sequedad vaginal, tras cirugías pélvicas, después de tratamientos médicos (radioterapia, uso de anticonceptivos hormonales…) o por patologías genitales como infecciones vulvovaginales o por hipertonía muscular en la entrada vaginal.
  • Profunda: El dolor se manifiesta en el fondo de la vagina o en la parte inferior del abdomen y se da al final de la penetración. Puede deberse a congestión pélvica, quistes o miomas ováricos, endometriosis, cirugías pélvicas, patologías intestinales, falta de movilidad del cuello y cuerpo uterinos, vejiga, uretra o por hipertonía muscular de la musculatura profunda de suelo pélvico.

Además, se clasifica en tres grados:

  • Grado I: Existe dolor, pero no impide la penetración vaginal
  • Grado II: El dolor impide la penetración en algunas ocasiones y/o posturas
  • Grado III: El dolor impide la penetración vaginal.

Independientemente del tipo de dispareunia o el grado que la mujer presenta, existen estrategias para ayudar, aliviar y/o tratar esta disfunción sexual.

¿CÓMO SE PUEDE TRATAR LA DISPAREUNIA?

El tratamiento se hará en función de las causas que hayan originado el dolor en las relaciones sexuales, los síntomas que presente y el grado de afectación y podrá abordarse de manera conjunta desde diferentes especialidades:

  • Ginecología: Tratamientos médicos y farmacológicos
  • Fisioterapia de suelo pélvico
  • Terapia psicológica y sexológica
¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO FISIOTERAPEUTICO DE LA DISPAREUNIA?

Lo primero que realizaremos será una valoración completa para conocer las causas de esta patología y así poder plantear un tratamiento individualizado. Además, en Pelvia, utilizamos la ecografía funcional para valorar las estructuras anatómicas de la cavidad abdominopelvica y su funcionalidad.

Son muchas las técnicas que podemos ofrecer l@s fisioterapeutas para tratar a los pacientes que padecen dichos síntomas.

Lo primero es comprender que está pasando en nuestro cuerpo, cuales son los mecanismos fisiológicos y anatómicos que se activan en la sexualidad y entender las diferencias entre la sexualidad femenina y masculina. Es de vital importancia comprender como factores externos como el descanso, la alimentación, el estrés, traumas pasados o la forma de afrontar la sexualidad afecta en nuestros síntomas y en nuestra esfera sexual.

Desde Pelvia, podemos analizar cuáles de estos factores pueden estar influyendo más y ayudaros a gestionarlos de manera óptima.

Por otro lado, existen técnicas y/o herramientas que podemos ofreceros para tratar esta patología como son: 

  • Aplicación de técnicas manuales y miofasciales para tratar los tejidos
  • Técnicas de relajación perineal
  • Aplicación de diatermia Indiba
  • Liberación de puntos gatillo de forma manual o a través de la punción seca
  • Aplicación de electroestimulacion
  • Ejercicios de fortalecimiento y relajación del suelo pélvico con ayuda de biofedback.
  • Reeducar al paciente sobre su zona pélvica

¡Si te has sentido identificada con algunos de los síntomas de este blog, no dudes en contactar con nosotras, estaremos encantadas de ayudarte!

Artículo de: Paula Irigoyen. Fisioterapeuta. Equipo Pelvia.

Suscríbete a nuestra lista de correo y estarás al tanto de todo


Ver emails anteriores

Clinica Pelvia Pamplona Whatsapp